El punk y Raf Simons abren la semana de la moda masculina de París.

El diseñador Belga Raf Simons abrió la semana de la moda masculina de París el pasado Junio con un desfile de los más particular. Nada más y nada menos que en un taller abandonado en un conocido suburbio de la ciudad de las luces. Se trataba de rememorar años pasado, los años 70 concretamente, y la estética predominante en aquellos años locos; la punk.

Atendiendo a la colección que el genial modista nos proponía antes del verano, sabemos que su apuesta son los estamapados en blanco y negro con imágenes de aquellos primeros punk y sus cadenas, pendientes y crestas de colores. De hecho, la estancia estaba decorada con todo este tipo de iconografía, a aparte de láseres, espejos y maniquíes desnudos. Todo muy punk.

Las botas de plataforma y los pantolones ajustados acompañaban toda pieza que aparecía en el defile, muy en la onda actual también. Pero el centro de la expectación estaba en los abrigos. Cada dos piezas, el diseñador sacaba un nuevo abrigo, todos ellos grandes y con perlas y en satén de diferentes colores.

La ubicación del desfile combinó de manera perfecta con la colección que se quería mostrar, pese a las quejas de algunos de los no asistentes. Sin embargo, los que sí hicieron el ejercicio de retrotracción a los 70, disfrutaron enormemente del juego que aquello suponía. Fue fácil imaginarse a los sex pistols en la sala liando alguna bronca, eso sí.

¿Te ha gustado? Conoce You Are Unicorn

This post is also available in english