Muchos consumidores a la hora de comprar prendas para vestir van en busca de prendas básicas, cómodas y fáciles de combinar. No obstante, ante el auge de los diseños “exclusivos” a la hora de vestir, las marcas y diseñadores están poco a poco dejando de lado a este sencillo sector del mercado. De cualquier forma para los consumidores que tengan preferencia por las prendas básicas aún quedan algunas alternativas para poder adquirir ropa de su agrado. Una de las alternativas principales es la popular marca Vans.

Vans es una compañía de venta de ropa principalmente enfocada a la confección de zapatos, aunque también fabrican prendas como sudaderas y camisetas. La compañía fue fundada por Paul Van Doren en california (1966), y su principal público objetivo de ventas es el consumidor de tendencias “skateboarding” además de otros deportes extremos.
El logo de la empresa hace alusión a sus inicios como tienda de equipamiento estudiantil en los colegios de los Estados Unidos.

En 1970 el fundador Paul Van Doren comienza a formar parte de la dura competencia del sector del calzado deportivo a un nivel profesional, confeccionando modelos de calzado para baloncesto, fútbol americano, béisbol y lucha libre profesional.
Hacia 1983 muchos de los modelos de Vans consiguen una gran aceptación entre el público.

En 1988, los propietarios vendieron Vans a McCown DeLeeuw Co, una firma de inversores privados. Tras nuevas y frescas ideas y un gran esfuerzo económico Vans logró expandirse y lograr aumentar su presencia mundial, hasta su aparición en el NASDAQ en el año 1991. Sin embargo, no sería hasta la década de los años 90 cuando Vans finalmente se asentara firmemente en el mercado del calzado deportivo.

Los diseños de los productos de Vans son sencillos y representan fielmente la época en la que nacieron. Muchos artistas internacionales han llegado a añadirlos a su vestimenta habitual junto con ropa semiformal llegando a crear un estilo bastante fresco e innovador.

Te ha gustado? Conócenos!