Enmarcado en la economía del bien común, la moda sostenible con el proyecto The Circular Project, comienza su andadura en Madrid.

Hacía tiempo que, sin saberlo, veníamos necesitando algo así. Las marcas con marcado compromiso social y/o medioambiental (moda sostenible) no disponían de espacios donde pudieran hacerse notar y empoderarse. Así lo contaba la fundadora de The Circular Project, Paloma G. López, que lanzaba apenas unos años antes una firma de ese corte y veía con frustración como le era especialmente difícil hacerse un hueco en la industria.

La que es también CEO del proyecto, comentaba que apenas fue consciente de la dificultad de la empresa en la que se embarcaba que, ahora, con el paso de los meses, va constatando. En cualquier caso, como no podía ser de otra manera, no se arrepiente y cree, aun con más firmeza si cabe, en la importancia de hacer llegar al consumidor determinados mensajes e información.

Uno de los puntos clave y que más dificultad entraña, es la idea de que la ropa va con la persona y no con la tendencia. Esto, que a algunos nos parecerá acertado, es ir, en parte, en contra de la historia de la moda. Es realmente una revolución que algunos tildan de necesaria si queremos realmente secundar el compromiso social o la lucha contra el cambio climático, por ejemplo. Digamos que ha llegado el momento de dejar de mirar hacia otro lado.

Está claro que esto requiere repensar muchas cosas y reinventarse casi desde los cimientos, y no será fácil. Pero el mensaje es esperanzador puesto que aunque hay que reconocernos como parte del problema, también podemos ser parte de la solución, y para ello hay que reconocer la primera parte. ¿Qué mejor sensación que vestir con prendas que huelan a justicia, igualdad?

Te ha gustado? Conoce You Are Unicorn.

This post is also available in english