El presidente ejecutivo del grupo, Pablo Isla, tranquiliza a los que dudan del futuro de Inditex.

Aunque pudiera parecer una argumento fútil, el actual director ejecutivo de la marca más grande de España, ha achacado al cálido otoño las caídas del grupo del último trimestre. Mucho son los que hablan de excusas, pero lo cierto es que el grupo es lo suficientemente solvente y su trayectoria sobradamente exitosa como para, al menos, conceder el beneficio de la duda.

A través de Pablo Isla, la compañía anunciaba que su apuesta por el modelo combinado de venta offline y online seguirá siendo una realidad en la que, además, creen con firmeza. Desde luego sus números avalan la directriz y la apertura de tiendas anuales también da una idea a las claras de que el sistema está funcionando.

Es desde 2012 que el gigante gallego decidió a postar por las grades espacios en su política de Optimización de la Superficie Comercial. De esta forma, cada año se cierran en torno a 200 pequeños establecimientos para inagurar a unos 350 flagships. Este año la previsión es la misma, lo que nos demuestra que la cosa va viento en popa.

Los escépticos avisan que el modelo Inditex pueda estar dando sus últimos pasos como eje comercial y ejemplo mundial, ya que opinan que el modelo se pueda estar agotando. Pero la realidad es que los fríos números demuestran lo contrario y no se atisba, pese a la ilusión de sus grandes detractores, que vaya a acabar en un futuro cercano.

En cualquier caso, y como hemos publicado aquí con anterioridad, deberán estar muy al tanto de las nuevas tendencias que hablan de tecnología en la ropa, y no dejar que otros grupos les adelanten por ahí. Seguiremos expectantes el devenir de nuestra empresa más laureada

¿Te ha gustado? Conoce You Are Unicorn

This post is also available in english